3 cosas que debes saber para disfrutar el malbec argentino

La región importa. No es igual un malbec de las alturas de Cafayate a los de las condiciones casi desérticas de Mendoza y, de hecho, en Mendoza hay bastante diferencia entre Luján de Cuyo y el Valle de Uco. Desde estilos muy elegantes y sutiles como los que pueden ofrecer nuestros vinos de Bodega del Fin del Mundo a los más contundentes como los que tenemos en Andeluna.

No todos son “bombas de fruta”. “Fruit bomb” es un término, que se ha vuelto peyorativo con el uso, que denomina a esos vinos que terminan por tener poco más que muchas notas de frutas maduras de una forma muy expresiva y, literalmente, explosiva, y que suelen ser divertidos para beber pero poco memorables. Argentina produce unos cuantos ejemplares de este tipo pero también unos muchísimo más estilizados y logrados, incluso con amplio potencial de guarda. Puedes explorar la linea Altitud de Andeluna para entender este punto.

No sólo son vinos para carnes. No hay duda de que se trata de un tinto que puede tener el suficiente cuerpo y la suficiente acidez para llevar a una parrilla pero también pueden ser sorprendentes con pastas con salsa de cocción larga con base en tomate o, cuando se trata de un malbec especiado como nuestro malbec con aporte de syrah Postales del fin del mundo, una buena opción para cortes de cerdo en salsa BBQ. Vale la pena explorar el rango de sabores de los malbec con platos más allá de las carnes, el resultado suele ser muy satisfactorio.

Novedades